Hola Inweer!!

¿Sabías que Pokemon Go es una de las aplicaciones que más batería consume?

Esto se debe a que Pokemon Go utiliza multitud de componenetes de tu dispositivo como el GPS, la cámara, el giroscópio,la conexión de datos, etc. Por suerte en Inwee, te ofrecemos soluciones. Si no quieres quedarte atrás frente al resto de jugadores de Pokemon Go, tienes que hacerte con nuestra Power Bank. Una batería externa con forma de pokeball y nada menos que 12000 mAh para que nunca te quedes sin batería mientras capturas tus pokemon favoritos.

Además en Inwee, queremos darte más consejos para que puedas exprimir al máximo la batería de tu Smartphone. Vamos a por ellos!!

PARA POKEMON GO:

  •   Quita la realidad aumentada

Para ello cuando encuentres un pokemon y lo tengas en la mira, desliza el interruptor AR de la parte superior derecha

  •   Activa el ahorro de energía

Si quieres activarlo solamente tienes que ir a opciones de configuración y activar la opción de ahorro de energía.

  •   Baja el brillo de la pantalla

Salvo que el brillo del sol te impida ver al Pokemon que estás capturando una buena opción podría ser bajar el brillo de la pantalla desde el panel de notificaciones

  •   Efectos: sonido y vibración

¿Necesitas que el móvil vibre y suene cada vez que encuentres un Pokemon? Si desconectas los efectos de sonido y de vibración podrás jugar durante más tiempo.

  •   Desactiva la sincronización

Si estás jugando a Pokemon probablemente no estarás pendiente del Facebook o no querrás que las notificaciones de Whatsapp se entrometan en tu partida. Desactiva la sincronización de tu Smartphone y así ahorrarás batería y datos.

  •   Cierra la aplicación cuando no juegues

En segundo plano, Pokemon Go seguirá consumiendo batería. Mejor ciérrala.

 

GENERALES:

  •   Desactiva el brillo automático y contrólalo tú mismo

La pantalla es sin duda uno de los elementos de tu Smartphone que más batería consume. Poco a poco las pantallas van mejorando en calidad y cada vez consumen menos, pero aun así es un componente muy a tener en cuenta, sobretodo en pantallas grandes de mucha resolución.

Para conseguir un ahorro de batería lo más conveniente es en primer lugar desactivar el brillo automático de tu terminal.

Aunque pueda resultar más cómodo que el móvil regule el sólo la intensidad del brillo, en la mayoría de las ocasiones este siempre será superior al que necesitamos. Por ello, es preferible seleccionar un brillo medio y regularlo manualmente en función de nuestras necesidades. Por ejemplo, en zonas oscuras para leer un documento con fondo blanco y letras negras podemos bajarle el brillo sin problemas. O subirlo si queremos ver un video a plena luz del día.

Modificar el brillo suele ser bastante cómodo, puesto que la mayoría de los smartphones incluyen un acceso rápido en la barra de notificaciones. 

  •   Cierra lo que no utilices (apps en segundo plano)

Todas las aplicaciones de nuestro dispositivo que abras y cierres posteriormente, seguirán ejecutándose en segundo plano aunque no estés tocando el móvil. Esto claro está, incrementará el consumo de batería. Por ello, conviene detener las aplicaciones que no estemos utilizando. El proceso es muy sencillo, aunque puede variar en función del sistema operativo de nuestro terminal.

        - Si tu sistema operativo es iOS, pulsa dos veces seguidas el botón home y desliza hacia arriba la imagen de cada App que quieras cerrar.

        - Si tienes un sistema operativo Android, pulsa la tecla inferior izquierda en el frontal de tu móvil y cierra las imágenes de las Apps que quieras detener. También tienes la opción de detener todas las Apps activas. 

  •   Si no tienes cobertura conecta el modo avión.

A veces nos encontramos en sitios en los que no tenemos cobertura o esta es muy escasa. Por ejemplo, en una zona rural o en un sótano. En estas situaciones tu móvil va a estar desesperadamente buscando señal, proceso que incrementa notablemente el consumo de batería. Para evitarlo, una buena alternativa es conectar el modo avión. Esto hará que el nuestro terminal no busque señal constantemente, aunque tampoco podremos recibir llamadas ni mensajes. Da igual, de todas formas tampoco tenías cobertura. 

  •   Desactiva el Push

Seguramente tendrás aplicaciones como Facebook o Twitter instaladas en tu móvil. Este tipo de aplicaciones utilizan el servicio de notificaciones push. Con ello consiguen mantenerte informado cada minuto pero también supone un consumo enorme de batería. Una forma de evitarlo es desactivar el push y ajustar el terminal para que seamos nosotros los que manualmente actualicemos estás aplicaciones. Si es imprescindible, puedes dejarlo activado en la que le des mayor uso. Ten en cuenta que aunque seas poco activo en redes sociales, todas las que tengan el push activado demandarán una gran cantidad de batería. 

  •   Mantén tu Smartphone actualizado

Mucha gente no tiene en cuenta este aspecto. Las actulizaciones de todos los sistemas operativos, normalmente van orientadas a mejorar el rendimiento de nuestro terminal. Por lo tanto, un Smartphone sin actualizar, será menos eficiente y demandará más batería para su funcionamiento.

Más de lo mismo se puede decir de la actualización de las aplicaciones que tengas instaladas en tu móvil. Aunque también recomendamos leer los comentarios de las actualizaciones que hayan instalado otros usuarios para asegurarnos de que no dan problemas. Si los dan, puede ser preferible esperar a que los desarrolladores solucionen el problema y luego actualizar.

  •   Configura la sincronización de las aplicaciones

Ya hemos mencionado que desactivar el push puede ser una buena idea para ahorrar batería. Pero también hay otras aplicaciones que sin usar push consumen bastante batería. En los ajustes de nuestro terminal podemos ver las aplicaciones que se ejecutan constantemente y podremos configurar las notificaciones de las mismas. Por ejemplo, el correo. Podríamos configurarlo para que únicamente se actualice cuando abrimos la aplicación.

 

  •   Utiliza el ahorro de energía

Muchos terminales incluyen modos de ahorro de energía. Esta opción resulta especialmente útil cuando nos queda poca batería o cuando no estamos haciendo mucho uso de nuestro Smartphone.

En contra partida, reducirá el brillo de la pantalla y reducirá el rendimiento de nuestro Smartphone, pero para la mayor parte de las operaciones, como consultar los mensajes o hacer una llamada, será más que suficiente.

De todas formas, el acceso al modo de ahorro de energía es muy rápido a través de la barra de notificaciones, por lo que ponerlo y quitarlo resulta bastante cómodo.

  •   Habilitar modo hibernación

Algunos terminales incluyen un modo hibernación que puede configurarse para que el móvil active este modo a ciertas horas y así ahorre batería. Esto es muy útil para aquellos momentos en los que sabemos que no vamos a utilizar el móvil. Por ejemplo mientras dormimos. 

  •   Carga el móvil siempre que puedas

Esto puede parecer obvio, pero diversos estudios demuestran que es mejor para la salud de tu batería cargarla a menudo que  o esperar a que esté casi descargada para enchufar nuestro terminal. Muchas veces esto no nos es posible, pero se pueden aprovechar los viajes en coche o mientras estamos en la oficina para recargar el móvil.

De esta forma, no solo conseguimos alargar la vida de nuestra batería, si no que además siempre dispondremos de batería suficiente para otras aplicaciones que demanden mucha energía. 

  •   Carga tu móvil de forma adecuada

Para que nuestra batería goce de buena salud debemos tratarla de forma adecuada. Para ello, es importante tener en cuenta unos buenos hábitos a la hora de cargar nuestra batería. Algunos de estos buenos hábitos son:

Utiliza el cargador de enchufe, no el del ordenador. El puerto USB de tu ordenador carga a 0.5 amperios, lo que significa que tardará más en cargar y al estar un mayor tiempo cargando, reducirás la vida de tu batería.

Como ya hemos mencionado es mejor cargar la batería en intervalos cortos, que dejarla cargando durante horas, pero si no te va a ser posible cargarla, mejor cárgala hasta casi el 100% con el fin de evitar el siguiente punto

¡No te quedes sin batería! Una batería descargada sufre mucho. Este es de los casos más perjudiciales que le pueden ocurrir a tu batería.

Si no vas a utilizar tu terminal por un tiempo, cárgala hasta un 60%. Es la mejor manera de conservarla. No cargues la batería al 100%, no es bueno que las baterías estén sometidas a voltajes altos.

No la dejes cargando toda la noche. Como las baterías de ion litio no absorben sobrecargas, lo que hacen es cortar la corriente cuando llegan al 100% de su capacidad. Sin embargo poco después se descargarán mínimamente y al seguir conectadas volverán a cargar hasta el 100%. Este ciclo se repite durante todo el tiempo que esté el terminal conectado a la corriente, cargando constantemente en voltajes elevados y sometiendo a la batería a un gran estrés.

  •   Controla lo que consume cada aplicación

Este consejo es más una comprobación. Entre los datos generales que nos aportan las diferentes versiones de Android y el sistema operativo iOS, podemos ver el consumo de batería que demanda cada aplicación de nuestro terminal.

Usualmente esto se encuentra en ajustes, dentro del apartado de batería.

Seguramente podrás observar que la pantalla es lo que más batería consume en tu Smartphone (recordad el consejo de reducir el brillo de la pantalla), seguido del sistema operativo.

Además podrás ver el consumo del resto de aplicaciones. De esta forma podrás decidir si esa aplicación que apenas usas y que tanto consume, realmente merece la pena que siga instalada en tu móvil.

 

  •   Desactiva el wifi si no lo necesitas

Aunque mantener activado el wifi de tu móvil no sea de las cosas que más batería consume, también conviene mencionarlo.

Primero porque por pequeño que sea el consumo de batería, algo es. Y ¿para que vas a tener conectado la antena wifi de tu teléfono, si no tienes ninguna red wifi a la que conectarte?

Pero el segundo aspecto es más importante y es por seguridad. Cuando tienes el wifi conectado tu Smartphone estará constantemente buscando redes. Esto puede ser peligroso, porque un atacante puede hacerse pasar por una red pública a la que hayas conectado tu Smartphone anteriormente, como la de la biblioteca o la del Starbucks.

Por lo tanto tu móvil la detectará como una red conocida y se conectará a ella y a partir de aquí, dicho atacante podría acceder a la información de tu móvil, en el cual seguramente guardes contraseñas, números de tarjetas de crédito, etc.

Mucho cuidado con esto. 

  •   Desactiva datos, bluetooth y localizador

El apartado de la conectividad es otro a tener en cuenta para aumentar la duración de nuestra batería. Desactivar la conexión de datos, el bluetooth y sobretodo el GPS cuando no nos hace falta, alargará notablemente la duración de nuestra batería.

Seguro que no necesitas que tu móvil esté indicando constantemente tu posición en todo momento. Y tampoco tendrás un dispositivo bluetooth al que vayas a estar 24 horas conectado. Reserva estas conexiones para cuando vayas a utilizar el navegador de tu móvil o cuando quieras conectarte al manos libres de tu coche. El resto del tiempo solo malgastan batería.

Además en la mayoría de los terminales existe un acceso directo desde la barra de notificaciones para que activar o desactivar estas conexiones sea cómodo y rápido.

  •   Utiliza un fondo adecuado

Si tu dispositivo tiene una pantalla IPS esto no supondrá ningún ahorro en el consumo de tu batería. Pero si tu pantalla es AMOLED (muy común en los terminales Samsung) elegir un tono oscuro para el fondo de tu móvil, disminuirá el consumo de batería.

Teniendo en cuenta que la pantalla suele ser lo que más consume en nuestro Smartphone, este puede ser un consejo a tener muy en cuenta. 

  •   Cuidado con los widgets

Son muy comunes los widgtes de noticias y meteorología, pero estos suelen requerir el uso del localizador y conexión a internet. Con lo cual, aumentará el consumo de batería de nuestro terminal. 

  •   Utiliza baterías originales

No te fijes únicamente en los mAh de una batería. Debes tener en cuenta que las baterías originales están optimizadas para su terminal correspondiente, tanto en voltaje como en capacidad. Además utilizar baterías de mala calidad puede ser muy dañino para nuestro móvil. 

  •   Desconecta el sonido y la vibración

Aunque parezca mentira la función de vibración de tu móvil consume mayor cantidad de batería que el tono de llamada normal. Si puedes tener tu móvil con sonido, trata de desconectar la vibración. Y si no vas a prestar atención al móvil durante un rato, déjalo en silencio. Será bueno para tu batería y para ti, que te permitirá desconectar del teléfono un buen rato.

  •   Reduce el periodo de espera

Volvemos al tema de la pantalla. Como ya hemos dicho es el elemento que más batería consume en nuestro dispositivo. Si tenemos en cuenta la cantidad de veces al día que encendemos el móvil aunque solo sea unos segundos para ver la hora, podremos imaginarnos el ahorro de batería que supondría configurar nuestro Smartphone para que apague la pantalla en 10 segundos en vez de en 2 minutos.

Esto es muy sencillo de realizar. Desde el apartado de ajustes de nuestro teléfono se puede configurar fácilmente el tiempo de espera de la pantalla.

  •   Desactiva los comandos gestuales

Ya sé que queda muy bonito cambiar la canción que suena en nuestro móvil simplemente pasando la mano por encima o que el texto de una noticia vaya bajando según el movimiento de nuestros ojos. Pero dejando de lado el postureo, estas funciones aumentan mucho el consumo de batería de nuestro teléfono. Lo mejor es manejar el móvil manualmente como se ha hecho siempre. 

  •   Configura las actualizaciones automáticas (solo con wifi y cargando)

Una buena idea es configurar nuestro móvil para que las actualizaciones automáticas las realice bajo unas condiciones, por ejemplo: Configúralo para que actualice cunado esté cargando y conectado a una red wifi. ¡Ahorrarás batería y megas! 

  •   Desinstala las aplicaciones que ya no utilices

Parece obvio, pero con la descarga compulsiva de nuevas aplicaciones a la que estamos acostumbrados, seguro que ahora mismo tienes en tu dispositivo aplicaciones que ya no usas. Revísalo de vez en cuando y desinstala lo que no utilices. Recuerda revisar el consumo de batería de las aplicaciones como ya habíamos mencionado y atento también al siguiente consejo.

  •   Evita duplicidades

Cuantas veces nos hemos encontrado con dos aplicaciones de correo, dos galerías de fotos o con otra aplicaciones que hacen lo mismo que algunas que también tenemos instaladas. Tener aplicaciones duplicadas supone un consumo innecesario de batería. Nuestro consejo es que selecciones tu preferida y desinstales el resto. 

  •   Fundas con batería.

Si, ya sé que esto no es un consejo para ahorrar batería. Pero puede que ni todos nuestros consejos juntos te sirvan para que tu móvil aguante hasta el final del día, si la capacidad de tu batería es muy baja. Una opción podría ser optar por una powerbank de gran capacidad (como la que te ofrecemos en Inwee). Aunque si prefieres que tu dispositivo y la batería externa sean un solo elemento, podrías pensar en utilizar una funda con batería. Aunque esto suele aumentar mucho el grosor de tu móvil y estropea la estética. Pero sobre gustos… 

  •   No utilices task killers

Este tipo de aplicaciones lo que hacen es finalizar todos los procesos activos en tu Smartphone para así liberar la RAM. Esto debería ahorrar batería. El problema es que cuando vuelves a darle uso a tu dispositivo el Sistema Operativo tiene que volver a reiniciar cada proceso, por lo que el consumo de batería aumenta.

No siempre todo funciona como nos lo venden.

  •   Deja que tu móvil hiberne.

Hay aplicaciones como Greenify que son una excelente opción para ahorrar batería. Este tipo de aplicaciones te permiten hibernar las aplicaciones que tú elijas de tu dispositivo. Quizá al principio sea complejo de usar, pero una vez que lo domines verás que le ahorro de batería es significativo.

  •   Evita lugares calientes

A la batería de tu móvil no le gusta el calor. Para mantener la carga es imprescindible mantenerlo a una temperatura adecuada, de modo que evita dejar el móvil al sol mucho tiempo o sobre superficies calientes. 

  •   Apaga el móvil

Y finalmente llegamos al consejo más obvio. Si no vas a usar el móvil, bien porque estés en el cine, en el gimnasio o durmiendo o incluso porque te apetezca desconectar un rato. ¿Para qué lo tienes encendido? Dale un respiro a tu móvil y dátelo a ti también.